jueves, 8 de octubre de 2015

CARTA ABIERTA

                         SOLIDARIDAD Y ESPÍRITU ASOCIATIVO 
La tasa de pobreza de un país no la mide su riqueza si no el reparto que se haga de esta, y eso depende de las fuerza de poder de los distintos sectores sociales.

En los últimos tiempos son los mercados, la oferta y la demanda, quien decide cuantos trabajan con que condiciones y que cuota de pobreza te corresponde, son los que manejan estos mercados libres quienes mandan en tu destino a través de los gobiernos sometidos a sus intereses que con la oferta te engolosinan y con la demanda te esclavizan es por lo que a mi entender se hace absolutamente necesario el espíritu asociativo y la solidaridad entre la clase trabajadora.

Ilusionados en las suculentas ofertas entramos en su mundo con el afán de convertirnos en uno mas de ellos para llevar esa vida suculenta llena de privilegios que la oferta te ofrece, aunque para ello hayas tenido que hacerlo a base del empobrecimiento de los demás, bienvenido al mundo de los ricos  te dirán y formaras parte de esa elite que dirigen los mercados y la demanda y pondrás tu propia cuota de pobreza, seguramente en alguna fase de ese trayecto hayas gritado SOLIDARIDAD esto que todos creemos poseer pero solo se queda en eso en una palabra vacía sin contenido alguno, o hayas gritado UNIDAD ante los opresores, "lo habrás conseguido pero pregúntate en que te has convertido"

Ante el poder y voracidad de esos mercados y la perdida de fuerza de la masa trabajadora se hace imprescindible nuevas formas asociativas bien a través con los propios sindicatos, por sectores, por profesiones, por cualquieras de las formas que se creen por que lo cierto es que o confiamos y creamos ese asociacionismo creando cuota de poder o los mercados te irán exprimiendo y esclavizando cada vez más.    

Seamos verdaderamente solidarios y asociativo luchemos por formulas de reparto diferentes donde a nadie le falte para su sustento, busquemos el equilibrio desde el punto de vista humano y tengamos presente que la solidaridad no es una palabra si no el hecho de compartir.

Alzo mi voz ante las injusticias  de los mercados de los gobiernos y de las personas  que con su avaricia te hacen cada dia mas pobre, no sigas sometido lucha por el mundo que dejaras a tus hijos mantén lo limpio  sano y establece otras cuotas otras  forma de convivencia son posibles desde una economía sostenible y equitativa el progreso sólo alcanza su sentido cuando se pone al servicio del ser humano y el progreso humano ha de basarse en la más amplia solidaridad.


Publicar un comentario